Ignacio Muñoz Cristi, Chile

Vivió y estudió durante algunos años en México, reconoció los pasos de su compatriota Roberto Bolaño y aquí se inició en la poesía. Esta es una muestra de lo que continúa escribiendo en su natal Chile.

 

 

Del libro “Con la Edad de Cristo”
(2008. Andesground / ML Ediciones)

 

Perro no come perro

Poetomaquia reloaded
Poetomaquia for ever?

Poetas compitiendo contra poetas
poetas calumniando poetas
poetas a la mala defenestrando poetas
poetas chupando las medias a poetas
poetas ungiendo artificiosamente a poetas
poetas acuchillando por lo bajo poetas
poetas haciendo leña del caído poeta
poetas aserruchándole el piso a poetas
poetas moralizando a poetas
poetas pervirtiendo poetas
poetas vendiendo poetas
poetas plagiando poetas
poetas envidiando poetas
poetas vanagloriándose de sus poemas con poetas
poetas en contubernio con poetas contra otros poetas
poetas castigando con el látigo de su desprecio a poetas
poetas oficiales acaparando premios y becas de todos poetas
poetas publicando mañosas antologías de poetas
poetas sintiéndose más poetas que otros poetas
poetas lucrando con el sudor de prójimos poetas
poetas desprestigiando la mística de los poetas
poetas de probeta
poetas de la corneta
poetas venidos a mas
poetas venidos a menos
poetas devenidos pseudo profetas
poetas devenidos representantes del stablishment

En fin
poetas comiendo poetas

 

Exiliados del Olimpo

Nosotros los poetas
después de siglos de pendulares ciclos
de poesías y  antipoesías
de realismo y contrarealismo
Más allá de monstruos dualismos Caribdis y Escila
con o sin dioses
con o sin perdón
hartos hasta el hartazgo de estar hartos
hartos  del bel epoc  romantisista y del coloquialismo posmoderno
pero a sabiendas de la necesidad
de su inseparable entrelazamiento en el cosmos de las letras
declaramos instaurada
la toma ilegal del predio olímpico
Somos
unos reverendísimos ocupas
una manga de celestes inquilinos
Y no nos sacaran
de donde nunca nadie a entrado ni salido
Somos
los apartidas pródigos 

Eso si
tampoco pagaremos peaje camino al cielo
Ni aceptamos mediaguas del Estado
A cambio de nuestro ancestral recinto
¡La poesía es de quien la trabaja!

Más vale pedir perdón
que pedir permiso

Queden así abiertas
de aquí en más
las grandes alamedas
por donde paseará
el poeta libre

 

Del libro: “Tractatus Poético-Antrophologicus”
(2008. Mantra Editorial / ML. Ediciones)

 

Rojo sangre a sido el atardecer desde hace 10 mil años. Hemos reescrito maliciosamente la Historia a sabiendas que quien engaña a uno nos engañó a todos. La letra que con sangre entró por los portales civilizatorios tantas veces diciendo; “lo natural es la guerra, la violencia es primaria y la dominación de los poderosos necesaria” Baste pensar en el azote de la Doctrina de Seguridad Nacional de ya saben quien, o en los primeros reyes matricidas del patriarcado…..
De cierto, de cierto os digo que con este iceberg nos estrellaremos hasta los titanes cierta noche. Entre la debacle ecosida que mientras perpetramos nosotros mismos ya se nos abalanza, y la debacle también auto-inflingida del flagelo antisocial a toda escala, violencia intrafamiliar, intra y extra estatal…
sólo una matriz biológica y social recuperará lo humano en lo que le es primario, aquí, en medio del torrente donde cursan las derivas multiversales.

¡Atended humanos primates!
Queridísimos parientes todos.

 

­­­
Recuerdo mi futuro una vez más / tiempo cero.
Ese año nuevo del cambio de Era la fiesta seria un túnel incalculable y hermoso que nos guiaría sin apegos hacia la caída del muro del sufrir, la gran muralla psíquica separándonos de la confianza primordial Paraíso perdido, utopística del amar-ver-escuchar co-palpitando en conversaciones que resultan liberadoras y ampliadoras, generando mundo tras mundo en lo infinito de esta nada nada, espontáneamente armónicos, ecualización ecológica entre biosfera y antrophosfera y entre hombres y mujeres luces todas, donde tampoco el hermano mató al hermano ni nadie quedo fuera. Esa noche, fuimos un canto y la muerte ya no nos importo.

 

¿The End?

Observo tirito y no de frío
El campo frente a mí son los despojos de XXI siglos
No ha quedado títere con cabeza
Llegaron las transnacionales y los hiper mercados
se fueron las fiestas a la primavera y la primavera misma
ahora sólo un marasmo sin estaciones
lluvia ácida y transgénicos
temible peligro Tigre
Se sabe cada vez de más gente que murió por falta de agua
jarro vacío de muerte lleno carajo
Mucho susto
No alcanzó a vislumbrar un futuro apenas un presente corto estornudo
Aquí el crujir de dientes
Aquí desnutridos Estados extirpándonos las gónadas
y un océano de negras serpientes lloran lágrimas de cocodrilo
Raro, raro todo, enrarecido el aire
enrarecida la amistad enrarecido el amor maternal
Ahora sólo guaguas en basureros
sólo sordera gangrena del escuchar
sólo etiquetas psicopatologizantes
y protocolos de hueca raigambre que nada engendran
Mucho susto y pocas nueces
mucho, mucho susto
El prójimo por doquier ya no es tal
apenas chacales acechando todos la propia esquina
Leyenda antigua es la gratuidad
Puñete por puñete y rompe paga
Hasta los poetas son mafia
Qué susto
Qué susto
Los ancianos son abandonados veleros varados en las playas del olvido
soñando un ayer indiferente
Se sabe de oscuros laboratorios
donde aúllan hombre monstruos que son monstruos entre los clonados monstruos
La guerra bacteriológica y paramilitar devora fronteras
casi tan rápido como avanzan hoy los desiertos
las banderas ideológicas renacen y renacen
los sabios están dislálicos y enjutos tartamudos
Qué susto
Mi camión está por despeñarse
toda la fruta se pudrirá
Modernidad posmoderna
callejón sin salida
Nada aprendimos de la historia
siempre en busca de un líder a quien entregar nuestra libertad
a quien luego culpar y expiar revivir y rematar
nada supimos de la autonomía nada del compartir y el colaborar
Y los pocos locos que nos lo avisaron
perdieron lengua y genitales
Ese fue el pago de este mundo
dura moneda, dura en verdad
Sangre mucha sangre y mucho susto
La Tierra nos perdone.

 

Del libro: “Chile y el Estado del Mundo. S.XXI”

(2012. Fuga Editorial / ML Editores)

 

Ud. No es de izquierda

Ud. No es de izquierda
no es de derecha
Realiza sus compras en el mall más cercano
Paga sus impuestos puntual cual relojero.
Aunque sabe que no podría definirla
Ud. cree en una economía social de mercado
y en los derechos del consumidor
Se siente solidarizando con los más pobres
Aspira a subir el nivel de vida a su familia
Cree en y desea el éxito profesional
pero no a cualquier precio
“el que quiere celeste, que le cueste”
Ud. Cree en las virtudes cívicas del ejercicio electoral
Vota, siempre por el menos peor
aunque últimamente, confiesa, le cuesta distinguir
Lee el periódico pero no ve el canal del senado
Todo sucede muy rápido y se olvida más veloz aún
Ud. es de los que no entienden por que el país
no acaba de entrar en la era del desarrollo
por qué a los ricos no les basta su riqueza
y los pobres no son más trabajadores.

Lo que usted no sabe
es que hay una relación aritmética
entre sus creencias
su voto
y la situación nacional
Y menos aún sabe
que hay civiles luchando por la toma del Poder
quienes cuentan en sus cálculos con esta ecuación
y con su ignorancia de la misma
a la hora de conservar el statu quo

 

"La Desaparición de una Nación" (1)

1. Antes que su gran legión de huachos y estudiantes se extraviara
entre el Parlamento y la Moneda,
él les había advertido: "-Este país no es grande ni pequeño,
pero al menor descuido se borrarán las señales de ruta
y de esta larga y angosta faja de tierra al fin, habrán perdido toda esperanza".

2. Antes que la clase media y la popular se extraviaran
entre los sube y baja del mercado y las privatizaciones,
él les había advertido: "-Esta, la patria en que viveis,
no es ancha ni delgada: sólo delgada como un sueldo mínimo
y ancha tal vez como la pobreza,
pero al menor descuido olvidarán las señales de ruta
y de esta periferia de la economía-mundo, habrán perdido toda esperanza".

3. Antes que Vivienda, Educación, Salud y Previsión, mascotas de la casa,
desaparecieran en el Ministerio de Hacienda
entre gallos y media noche,
él les había advertido:
"-Esta espuria Constitución que hemos compartido durante tantos años
es bajita como la moral de hoy y tan alta o más que el consumismo,
pero, estad vigilantes
porque al menor descuido confundiréis las señales de ruta
y de este reality show al fin, habréis perdido toda esperanza".

4. Antes que utopía, su pequeño terrier-chileno, desapareciera
en el séptimo escaño del Congreso hacia el 2º piso de la Moneda,
él le había dicho: "-Cuidado viejo camarada mío,
por las ventanas de esta Casa entra el tiempo,
por las puertas sale desvanecida la conciencia histórica;
al menor descuido ya no escucharás las señales de ruta
y de este orden portaliano al fin, habrás perdido toda esperanza".

5. Ese último día, antes que él mismo se extraviara
entre el Te Deum y la Parada Militar,
advirtió, en la medida de lo posible, para sus adentros:
"-Ahora que la cultura social ha muerto
y el capitalismo agoniza en la cama de sus contradicciones,
desearía decir a los próximos que vienen,
que en este Chile miserable
nunca hubo ruta ni señal alguna
y de esta clase política al fin, he perdido toda esperanza".

 

(1). Este poema es una clonación poético mutante del poema “La Desaparición de una Familia” de Juan Luis Martínez.

 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster