El libro objeto

madeline millanMadeline Millán entrevista a Mónica González Velázquez, directora de Mi cielo Ediciones (Libros objeto)

 

 

monica gonzález

 

Entrevista a Mónica González Velázquez

Directora de miCielo ediciones (Libro-objeto)

 

Madeline Millán entrevista a Mónica González
MM: ¿Qué es un libro-objeto?
    MG:

Podemos definir este término como la elaboración artesanal de un libro. Las variaciones actualmente hacen difícil una definición precisa. De entre los aspectos más relevantes podemos subrayar el interés por la exacerbación del objeto. El libro tiene la misión de llevar a buen puerto su contenido, y finalmente ese es su objetivo, sin embargo, el objeto libro por sí mismo también es un agente comunicante y un objeto artístico, plástico. Su carácter artesanal le imprime su carácter único e irrepetible, coleccionable y personal.

 MM: ¿Existe una historia que nos puedas contar brevemente o citar libros que nos  puedan servir para estudiar este tema? ¿Cuál es la tradición en México?
       MG:

El origen de la edición en libro-objeto, se haya en los movimientos de vanguardia. Un ejemplo interesante de lo que se puede considerar libro-objeto se encuentra en algunas producciones del poeta chileno Nicanor Parra, en que los textos están escritos sobre una especie de tarjetas que en conjunto forman un paquete. En Italia, quienes se atrevieron más a deconstruir la forma poética fueron los futuristas, con el uso de mayúsculas, onomatopeyas, y una particular disposición tipográfica para producir efectos visuales. Una experimentación similar se encuentra en la década del ´60 con los autores de la neo-vanguardia. En este tipo de poesía, los ejemplos más interesantes son aquellos, como en el caso de “5 metros de poemas”, en que la experimentación formal no es sólo un mero juego técnico sino que sirve para relevar la tensión de los pasajes poéticos. Este poemario compuesto por 18 poemas, escrito por Carlos Oquendo de Amat, entre 1923 y 1925 fue publicado por primera vez en Lima, en el año de 1927 por la editorial Minerva. El título proviene del poema “Reclame” o “Réclam” de su último verso “compro para la luna cinco metros de poemas”. La carátula es diseñada por Emilio Goyburu: cuatro rostros de teatro delante de un telón. Impreso originalmente en serigrafía. Posterior a esta edición la editorial independiente “Textofilia”, hace una reedición de este poemario (México, 2009), la impresión es en offset, pero no por ello se pierde la belleza de esta edición. En realidad, existen artistas visuales en cuyos trabajos podemos ahondar: Joan Brosa (Barcelona) y sus poemas visuales, Johanna Drucker (E.U.A) y sus libros de artista, Antonio Gómez (Cuenca) y su exploración visual poética, Nahum B. Zenil (México) y sus libros fetiche, por mencionar algunos.

En México, nos podemos referir al poemario “Blanco” de Octavio Paz, (México, 1967) publicado por Editorial Joaquín Mortiz, diseñado por el maestro Vicente Rojo e inspirado en “5 metros de poemas”; cabe decir que ambas publicaciones retoman la tradición de la encuadernación japonesa y la técnica de reproducción en papiro. Existe otro libro-objeto, también de Octavio Paz, del cual habla Elena Poniatowska en su libro “Las palabras del árbol”,  realizado en Francia por el escultor argentino Krasno. Protegidos por una caja de ámbar, los poemas están escritos sobre unas hojas de algodón, piedra, cal y cartón; el interior guarda una cinta grabada con los versos de Paz. A partir de entonces, en México han sido muchos los intentos por salvaguardar esta forma de publicación alternativa. Incluso la Secretaría de Cultura del Gobierno del D.F., publicó una edición conmemorativa de otro poema de Octavio Paz “Piedra de sol” (1998), esta edición nos remite a “Blanco”, diseñada por Alejandro Magallanes y Fernando Villafán, la distribución de este libro es masiva y gratuita, un regalo invaluable para los citadinos.

La producción de ediciones libro-objeto, habla del compromiso humano para con la literatura; por ello, miCielo ediciones se ha sumado a la producción y promoción de este remanso que no ofrecen las editoriales convencionales, y mucho menos los grandes sellos editoriales.

  MM: ¿Cómo, cuándo y por qué te nace el deseo de hacer este tipo de libros? ¿Cuál es tu aportación dentro de este formato-libro y que posibilidades o relaciones pueden desarrollarse ahora o más adelante con los medios de multimedia?

      MG:

La edición de libro-objeto, nace como una alternativa de publicación, son libros necesarios, con alma. Hace casi tres años trato de explorar esta forma de publicación, experimentando con los formatos, contenedores, materiales. Creo que mi aportación más importante es la de incluir autores noveles, cuyo trabajo no ha sido publicado a falta de espacios flexibles para ello. También he buscado mantener precios accesibles para la comercialización entre un público ávido de conceptos frescos.

La idea de que un libro-objeto objeto pueda transformarse en un medio multimedia le restaría la parte humana a mis ediciones. Los medios multimedia sólo los uso para la difusión del proyecto en los espacios que ofrece la Internet: blogspot, facebook, etc.

 MM: ¿Cuáles son los problemas con los que se encuentra un autor-poeta que hace libros en esos formatos de libro-objeto?
     MG:

Se dice del libro que está en crisis. Yo nunca he pensado en ello, preferí buscar alternativas para editar libros de autor y luego este proyecto se volvió una plataforma para dar a conocer la obra de otros autores. Ahora estoy por editar autores del interior de la República y del ámbito internacional. Mucha gente me ha preguntado si no tengo problema para la comercialización y la distribución; yo sólo sé que promuevo tirajes cortos que se venden en su primera presentación, casi en su totalidad. También me han dicho que estos libros “no tienen presencia”, ante lo cual respondo que no trato de competir con los grandes sellos editoriales, mis libros se basan en la creatividad y el ingenio, están foliados y firmados por su autor, son únicos e irrepetibles. Autenticas piezas de colección.

 MM: ¿Dónde empieza y termina el libro desde un punto de vista filosófico y/o epistemológico? Nos parece que se habla de la crisis del libro y de una nueva búsqueda según las nuevas tecnologías. Háblanos sobre esto.
MG:
El libro, durante más de cinco mil años ha sido el instrumento que ha permitido la transmisión del conocimiento entre pueblos y culturas diferentes, desde la copia a mano de los amanuenses hasta la invención de la imprenta, los materiales escriptóreos (el papiro, la arcilla, la seda, el papel, etc.) El libro tradicionalmente ha sido entendido como puro "contenido", pero también como vehículo de expresión artística y cultural.

El lenguaje visual busca dentro de estructuras (libros) nuevas fórmulas de asociación y crea con formas propias nuevos códigos de comunicación, utiliza conjuntamente nuevos signos y símbolos, elementos fonéticos y visuales, elementos tipográficos, valora el color y la forma, valora el signo semántico como tal signo y el espacio o soporte donde va a desarrollarse la obra, dándole a la página categoría de espacio artístico en potencia, espacio donde se puede exhibir un trabajo. Junto al lenguaje semántico busca el estético.

El lenguaje tal como se ha venido entendiendo, tiene sus limitaciones, hay sensaciones que al intentar expresarlas, nunca quedamos satisfechos de los resultados, estas situaciones son las que una variante (libro-objeto) ayuda a resolver.

La tecnología ha masificado los medios de comunicación. El libro es un medio de comunicación, el cual no creo vaya a desaparecer, más bien se transforma y adapta a los nuevos tiempos. No podemos renunciar al libro, lo único que está en crisis es su soberanía.
  MM: ¿Quieres añadir algo más, tu página o páginas que te gustaría que viéramos?

      MG:
www.micieloediciones.blogspot.com

NOTA: Esta es la primera de tres entrevistas sobre el tema “El libro-objeto”.  Agradecemos a Roberto Reséndiz Carmona por la oportunidad de elaborar este proyecto de entrevistas durante su XIV Encuentro Internacional de Poetas en Zamora, también a Floriano Martins, quien publicará estas entrevistas en Agulha y a José Angel Leyva, quien también nos ha abierto sus puertas para publicarlas. Es parte de un futuro proyecto a ser filmado más adelante en el DF de México durante la Feria del libro en el Zócalo en octubre de este mismo año.  Y, por supuesto, gracias a Mónica González y a Mario Dux Castel. 

madeline millan
Madeline Millán

Madeline Millán (Escritora, traductora y profesora en FIT/SUNY, Nueva York)

 

 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster

4 comentarios en “El libro objeto”

  1. Madeline Millán ¿por qué no le preguntó sobre Ediciones Papeles Privados, ediciones de poesía y arte, a Mónica González? Probablemente Mónica González no tiene ni idea respecto a Papeles Privados, que ha creado más de 60 títulos, en ediciones de cortos tirajes y ediciones libro-objeto, obras numeradas y firmadas por sus autores. Sin embargo, opino que estos libros deberían llamarse libros-arte. Papeles Privados edita desde 1981, sin prisas, en imprenta, con monotipos (parados a mano) y linotipos, y también en offset, libros que han obtenido premios y han sido reconocidos por su factura y por la belleza de la poesía y de la obra gráfica que los acompaña; son libros de colección, reuniéndo en un libro la obra de dos autores: un poeta y un pintor. Los autores son extraordinarios poetas y los artistas plásticos grandes creadores. No son nada más mexicanos sino autores internacionales. Saludos.

    1. Amigo Mario, hace tres años que miCielo ediciones trabaja en esta iniciativa de edición de libro-objeto, el libro-arte se refiere a ediciones gráficas, el concepto de mi proyecto lo mismo incluye poesía y gráfica: Macotela, Demián Flores, Felguerez; Raúl Medina, por mencionar algunos, han colaborado donando sus obras para ilustrar nuestras ediciones. En cuanto a la hechura, todo está armado a mano y son ediciones foliadas y firmadas por los autores. No sólo he publicado autores mexicanos, también he publicado a autores de Madrid, Valencia, Córdova y ahora trabajo en un proyecto con República Dominicana. Mi proyecto se hace sin prisas y basado en la idea de colaboración internacional. El hecho de no haber mencionado a Papeles privados, no demerita mi labor como editora y no te ofrezco mis disculpas, más bien te invito a crear una conciencia colectiva de colaboración, donde nadie demerite el trabajo del otro y ofrezco mis respetos a tu labor. Saludos. Respetuosamente. Mónica González Velázquez. Directora de miCielo ediciones.

      1. Hola Mario,

        Te felicito por tu Ediciones Papeles Privados, después de 60 libros y por lo que cuentas de ti y lo que has logrado es evidente que te sientes muy orgulloso. Tal como los números y las palabras, lo que haces tú, tanto como lo que hace Mónica o lo que yo haga e incluso deje de hacer, son aproximaciones de realidades que terminan siendo ficciones. Mejor no creernos mucho nuestros propios cuentos porque nos perdemos en el intento. Podemos hablar de 1 como de 1,000 o un millón; de hacer o no hacer preguntas que son semejantes especificaciones sobre lo que intentamos conocer. Comienza la entrevista con lo más elemental. #1: ¿Qué es un libro-objeto? Cuéntanos… como un conversatorio amistoso, inacabado. Mónica no pide disculpas, ni yo tampoco. No obramos con ninguna afán de gloria, de competencia, mucho menos de exhaustividad en el formato de la entrevista. Como podrás observar, la suya es una de tantas en mi búsqueda por conocer del tema. Verás…

        Todo comenzó con un libro-objeto, sí, objeto porque era un primer libro de una poeta que publicó sus poemas dentro de un pomo de medicina. Por su cuenta, sin editoriales. ¿Estonces qué nombre le pondremos a esa realidad (aparte)? Con Mónica hablábamos un día de un libro en un zapato, ¿y si le ponemos cuerda como a un juguete, lo echamos a andar y se pierde en las manos de un niño? ¿Qué nombre le pondremos a una realidad-libro que se mueve y no tendrá dueño o un lugar fijo o no lo leerán sino que jugarán con él? Como verás, los nombres también son aproximaciones y actos arbitrarios para nombrar la cosa, una de tantas formas cambiantes. Otra persona podría decir que hablar de libro-arte puede ser un término confuso. Hay tantas ideas que me vienen a la mente cuando dices libro-arte, tantas heterogeneidades que no me convocan lo que Mónica está experimentando o a lo que me refería teniendo en mente aquel pote de pastillas con poemas dentro. Como un globo que se infla y se pierde en la inmensidad de un cielo, micieloediciones es el globito de Mónica en el cielo de México, de Latino América, del Mundo, de galaxias habitadas que tampoco conocemos. Menos mal, lo que intenta ella es nada pretencioso, un gesto de belleza para ciertos ojos y cierto mundo al margen de la gloria. Ella es como su editorial independiente. Por su humildad y actitud de mujer joven y con ganas de inventar, me acerqué a ella. Para apoyarla y aplaudirla en su curiosidad que, como la mía, me llevó a entrevistarla o a dialogar. Me gusta mejor ese término. Esas son las cualidades que respeto en los grandes. Cuando la conozcas sé que opinarás igual. Ojalá sea pronto ese encuentro para que en este mismo espacio puedas, como bien dice Mónica, modificar sentencias, maneras de acercarte a los otros, de exigir o hacer juicios sobre personas que no conoces. Secundo su invitación amorosa y de colaboración. Es su estilo. Ella estará en la Feria del libro por si quieres conocerla y darle la mejor bienvenida, unir voces, deseos, ideas para generar cosas bellas. De eso se trata ¿no? Usa tu experiencia editorial para dar de lo que sabes. Que Papeles Privados sea un acto de socializar y no de privatizar el derecho de todos para conocer, crear, vivir. Es el cielo de todos. Es mi deseo.

Los comentarios están cerrados.