Resultado del Cuarto Concurso de “Pigmeísmos, Agustín Monsreal”, convocado por La Otra y Editorial Praxis.

concursoEl jurado constituido por el editor y escritor Carlos López Barrios y el narrador Agustín Monsreal, determinaron, tras la revisión de los trabajos concursantes, que el conjunto de minificciones presentado por  Omar Alejandro González Villamarín, originario de Tolima, Colombia, es el ganador de esta cuarta convocatoria.

   El jurado recomienda la publicación de los siguientes autores finalistas:

 

 

Elia Casillas
Alejandro Barrón
Roberto Omar Román (primera versión)
Pablo Goñi
Melanie Taylor, concursos13.72@gmail.com
José González
Fco. Javier Larios, <f_ilarios@hotmail.com>
–————————————————————

Ganador
Omar Alejandro González Villamarín

Prejuicios
Adán necesitó cincuenta años para encontrar de nuevo el árbol del conocimiento del bien y del mal. Cuando se halló frente a él, sacó su hacha y lo taló.

Súbita
Vendrá por mí antes de terminar este minicuen…

Ilusionismos
Mi madre es bruja. No es su verruga insolente u oídos puntiagudos. Tampoco por su fama de hechicera, satánica o espiritista.  Es porque en  la pobreza, aparece manjares que nadie en absoluto cuestiona.

Acto final
El público se dispuso para el salto mortal del arlequín. Pagaron solo por ese acto. Aplaudieron entusiasmados el salto triple y enmudecieron atónitos  cuando el enano acróbata  no estiró las manos.

Instantánea de amor cómplice
Cae un trozo de papel. En la ventana un hombre espera preocupado que toque suelo. Ella sonríe; al caer la hoja llegará a sus manos la hora exacta del encuentro.

 

Minificciones finalistas
————————————————————————————-

Elia Casillas, Navojoa, Sonora, México

Di (s) culpo
Anoche tuve una pesadilla: él.  Él que me llevó al altar y me llenó de lujos, puso una bala en mi cabeza. Gracias a Dios, todo fue un mal sueño. ¿Alguien me escucha?

Si (c) ario
Soy la novia, pero no tengo mi vestido blanco. Veo a la gente, hay una caja rodeada de cirios, no es  alucinación: reconozco el llanto de mi asesino.

Aguan (t) amos
Me duele el organismo.  No me deja en paz ese olor a carne chamuscada. ¿Por qué hizo trizas el vestido blanco, por qué no quiso mi bebida? ¿Por qué ese médico tiene dientes?  

Ir ( ) real
Le digo que quiero ser la novia, él acaricia mi cabeza y la acerca amorosamente a su pecho.  A mí me cayó tierra,  lluvia,  y todas las hojas de noviembre se acurrucan en mi vestido blanco.  

Ver (d) Hugo
¿Cómo no va a dolerme, cómo no voy a flotar, si me dejó como colador?

 

 

Alejandro Barrón, Ciudad de México

De todas las muertes, la Petite es la que más se divierte.

Era un hombre que no sentía tristeza alguna por su condición de solitario: vivía en la casa de los espejos.

La veo acercarse, densa y sigilosa, negra sombra. Se postra a mi lado. Y con suave voz de mujer, me dice ven

Beber vino es un acto vampírico: le chupas la sangre a la madre tierra.

¡No te acerques! Te lo advierto: tengo una mujer y no dudaré en usarla…

 

 

Roberto Omar Román, Toluca, Estado de México

El brillo del amor
Propuse a mi mujer vender el carro con medio tanque de gasolina para pagar el recibo de la luz. Ella me dijo que mejor hiciéramos el amor a oscuras.

Cenáculo
¿No te esperas al postre, Judas? Hay hojaldras.

Una voz en el desierto
¡No manches, Onán!

Rubor
El mar rojo cubrió la playa nudista.

Venta nocturna
Porno Star retirada remata juego de sábanas y almohadas, base plegable y cabecera tamaño Kama Sutra.

 

 

Juan Pablo Goñi Capurro, Buenos Aires, Argentina

Animal Planet
La serpiente reposaba tendida al sol, sobre una alfombra. El hombre, agazapado, se fue acercando. La serpiente abrió sus labios y lo engulló, centímetro a centímetro el hombre desapareció entre sus piernas.

Niebla
En la niebla había una mujer. La niebla permaneció.

Confusión
Le he dicho mil veces que no soy un rey, pero ella insiste en darme jaque mate.

 

 

Melanie Taylor Herrera, República de Panamá

Selfi 1
¿Ves? Tengo dos selfie sticks. Uno para mi lado depresivo y otro para mi manía. Si te haces a un lado, por favor.

Selfi 2
Con los selfis documentó el desarrollo de una arruga que surcaba su ojo derecho dándole un aire triste. El colágeno como reflejo de lo existencial. En exhibición hasta finales de mes.

Selfi 3
Selfi de mis zapatos azules, selfi de mis uñas menta y dorado, selfi de mis labios naranja mate, selfi de mi cabello rosa. Selfi de mi alma: gris.

Selfi 4
Lo he intentado todo. No sale nada. Soy selfless.

Venganza selfi
Cuando me tomo un selfi, siempre invito a Sacha. Sacha nunca me invita a sus selfis, ni me etiqueta. No le daré más likes.

 

 

José González Gálvez, Coatzacoalcos, Veracruz, México

ALEBRIJE
Alebrije es una palabra difícil de pronunciar, por eso las figuras creadas son deformes.

ALICIA
El Conejo Blanco engañó a Alicia en el país de las maravillas, el té que le invitó contenía cicuta.

EL VESTIDO
Inés se puso el vestido nuevo que compró con los ahorros de un año. Impecable salió a la calle. Había diluviado toda la noche anterior; en la esquina un calamar gigante la devoró completa.

NOTA DE SUICIDIO
Le bastó conocerlo una vez para saber que se trataba del hombre de su vida. Llorosa, con el corazón destrozado, se despidió con una nota de suicidio.

CECILIA
Todo sucedió antes de comenzar. Cecilia sin hablar se atragantó con su propia lengua.

 

 

Fco. Javier Larios Medina, Morelia, Michoacán, México

DE PERROS Y GATOS
Hemos vivido en el engaño: en la luna no hay liebre encerrada: es la cárcel circular donde habita cautivo, un gato disfrazado.

LA PAREJA PERFECTA
Viajaron por la vida en el mismo tren matrimonial, pero cada uno en distinto vagón.

MEFISTÓFELES:
El clásico vendedor fracasado.

ALTA COCINA Y ANTROPOFAGIA
Cuando los dos chefs –finalistas del gran Concurso Internacional– se enfrentaron, ambos se quisieron devorar con los ojos.

 

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster