giovanni-albini

Giovanni Albini. Italia, 1958. Poemas

giovanni-albiniCon traducción del italiano al español de Vincenzo Guarracino, presentamos esta aproximación a la poesía de Albini, de profesión ingeniero mecánico. Actuamente se desempeña como experto en la Dirección General para la Cooperación al Desarrollo en el Ministerio de Asuntos Exteriores Italiano.

 

 

 

GIOVANNI ALBINI

POESIAS

1.

Chicos en guerra

Ojos radiantes
dientes blanquísimos
una gota blanca de rocío.

(mayo 1989)

 

2.

Gaviota solitaria

Gaviota solitaria empujada por el viento,
viva en la paleta de colores del mar de Cuba,
apuntada hacia el infinito o la nada
tu vuelo, inconsciente compañero,
describe el proceder de mi vida.

(abril 2001)

 

3.

A Fausto Radici

Miro a lo lejos
donde el mar se encuentra con el cielo.

Las olas espumosas rompen sobre la playa blanca.
Ignoro a los hombres.

El viento lleva mis pensamientos y mis plegarias
donde el cielo se encuentra con el mar.

(mayo 2002)

 

4.

Gabriela y los otros
(dedicado a Jorge Amado)

Sonrisa
esculpida en el firmamento.

Porte danzante.

Perfume de flores sobre el empedrado.

Vidas suspendidas
en rizos de viento

(agosto 2004)

 

5.

Petalos de flor

Hoy he recogido pétalos de flor
Su perfume me ha embriagado
y acompañado en el sueño profundo.
Hoy he caminado sobre pátalos de flor,
su húmeda tersura me ha llevado a sueños de muchacho.
Hoy el viento ha dispersado mis pétalos de flor.

(mayo 2002)

 

6.

A memoria de la muerte de mi padre 

Verdad,
indescifrable historia de un hombre,
la sábana blanca cubre el rostro demacrado.
El espíritu desnudo ha abandonado su abrigo
y ha vuelto a correr su largo maratón.

(septiembre 2009)

 

7.

Mariposa amarilla

Mariposa amarilla, bellísima,

tu vuelo inconexo
sobre la playa blanca
colorea el instante.

Huyes del inmenso azul
dejando en el aire
el mapa de tu secreto tesoro.

(noviembre 2011)

 

8.

Encuentro en La Habana

Cuéntame tu historia,
tengo mil años para escucharla,
no olvides las lágrimas,
pero háblame de las sonrisas,
no me escondas la injusticia,
pero dame una esperanza.

La puesta de sol se acerca,
me ayuda a entender.
Quedaremos envueltos en la oscuridad,
tu relato perderá sus colores,
pero será la música de las palabras
la que acompañe mi espíritu.

Hemos quedado solos
con las olas del mar,
las lágrimas se derraman ocultas
en las tinieblas de la noche,
pero tu mirada refleja
las estrellas del cielo.

(julio 2012)

 

9.

Náufrago en mi tierra

El mar entra en el alma,

el sol ilumina el cuerpo,

la voz se pierde en la ciénaga.

Náufrago en mi tierra.

(junio 2013)

 

10.

Amor
(dedicada al  sumo poeta del Cantar de los Cantares)

Narciso
Inclínate ante la imagen de tu poesía,
pero, entes de  abismarte,
observa el movimiento sin meta
de los seres y de los elementos.
Escucha las notas del silencio
y la música de lo Creado.
Sobre las huellas del amor detente
Y da gracias al Cantico
“astilla de Dios inflamada”
Es pecado morir conociendo solo la muerte.

(marzo 2014)

 

11.

Chamaco.

El cigarro se consuma
entre los labios estupendos
y sorbos de ron.

Los ojos brillan grandes,
altivos desafían la vida
apenas  comenzada.

La sonrisa
burlona y perfecta
se detiene un instante

y huye sobre los patines
entre los autos y las luces
de una noche en La Habana.

(julio 2012)

 

12.

Música

Como ligero viento
Envuelves y alborotas
los ánimos curiosos
de los paseantes de La Habana.

Te tomas como un juego la miseria
y la belleza.
Provocas  la danza en los pasos
y en los cuerpos.

Desencadenas las sonrisas de todos los rostros.
Con tu caricia
suscitas las notas
desgarradas de mi corazón.

(julio 2012)

 

13.

La Taberna de la Muralla

El tiempo se ha detenido en La Habana.
Bajo el sol del mediodía
me quedo sentado en la Taberna de la Muralla.

La blanca fortaleza penetrada por el mar
es un escolio para el horizonte
y memoria de historias fantásticas.

En el fondeadero una pequeña barca solitaria,
ligero aire de notas musicales,
una muchacha ondea con sonrisa cansada.

Se persiguen perezosamente sueños y palabras,
el calor confunde imágines y colores,
lentamente La Habana destila emociones.

(juglio 2012)

 

14.

Fotografía
(el Malecón de La Habana)

El cielo inflamado ilumina sonrisas y miradas,

las casas son esqueletos consumidos por el sol y por el viento,

el aire del mar confunde fragancias y olores,

yo me encaramo a las palabras y me precipito sobre los cuerpos.

(agosto 2011)

 

15.

Desesperación

Hoy los cangrejos arenaron en  Playas de Este.

Me dijeron que han limpiado el rio.

La ferocidad de los niños acorta los últimos instantes 

en la carrera hacia atrás de la nada.

(agosto 2011)

 

16.

Mi  espacio

Soy feliz en mi espacio,
la pequeña sombra bajo la palmera.
Alrededor el poderoso mar,
las nubes viajando, el viento, el sol cegador.

Ente los dedos tengo granillos de arena.
Mi sombra se mueve lentamente.
Yo espero soñando,
antes de que ella engulla el universo.

(noviembre 2013)

 

17.

Flores sobre el empedrado

Sobre el empedrado despuntan flores
con túgidas corolas explendentes.

Las arranco
y de su perfume me embriago.

Se ofrecen en un instante
y entre los dedos se marchitan.

Silencioso se expresa el dolor,
acompañado de vacuas palabras.

(diciembre 2013)

 

18.

Existencias

Al alba rayos de sol han entrado vigorosos y ardientes.

He cerrado las ventanas de mi habitación.

Han puesto barras de acero.

El dolor ha consumado mi prisión.

El sol resplandece aún descendiendo en el horizonte.

(agosto 2011)

 

19.

Poesía para una lápida

He buscado conchas rotas,

las he colocado por formas y colores.

El sol ha penetrado en nubes negras.

Mis conchas reflejan los rayos de luz,

mi pensamiento reune  fragmentos de Dios.

(noviembre 2012)

 

20.

Testimonio

Notas de felicidad
un ramo de flores y recuerdos.
Son testimonio de pequeñas cosas.

Dos pescadores pasan en su cascarón de madera
y me saludan.

Se alejan
y la mirada se pierde en el horizonte.

Me mantengo pegado a las palabras,
entre las manos las flores se mustian.
Hoy me han regalado un beso.

(marzo 2014)

 

21.

Habana

Habana, vive con gusto,

con los colores desvaídos
sobre paredes desvencijadas de edificios que se caen
sigue alternando en los salones,
y con las voces altas y las miles de sonrisas
iluminadas por las luces del trópico.

El tiempo te cubre con un vestido raído,
pero las piernas son jóvenes y hermosas,
y tu seno danza,
como si Locura te hubiese elegido
para su esplendida fragua.

(abril 2016)

 

22.

Principe feliz
(inspirado en Principe Feliz de Oscar Wilde)

Principe feliz,

custodio de la bellezza y de la miseria,
te has despojado de tus piedras preciosas y de tu oro,
y el vencejo ha besado tus labios.

Dencansa mirando al horizonte
donde el sol se despierta y se adormece.
¡No podrán derretir tu corazón de plomo!

(abril 2016)

 

23.

Muros antiguos

Muros antiguos de la Medina de Fez,
de las historias sepultadas en cementerios asolados
sois el centinela.
Las golondrinas atrapan el aire
sabias palabras ligeras,
entre ruidos ensordecedores de pasajes fugaces.

(noviembre 2008)

 

24.

Café en Bab Boujloud

Estoy aquí
Ante la puerta de Bab Boujloud,
en la entrada de Medina de Fez,
y parezco un lobo solitario,
un león apostado,
una cabra perdida
que saborea su café.

(diciembre 2009)

(traducción de Cristina Coriasso y con la collaboración de Ana Maria Pinedo Lopez)

 

 

GIOVANNI ALBINI nació  en Bérgamo el 7 de abril de 1958, donde vive. Licenciado en el Politécnico de Milán en Ingeniería Mecánica, desde agosto de 1985 ha sido voluntario internacional en un proyecto de cooperación para el desarrollo de la formación profesional en Tondo-Manila (Filipinas). Sucesivamente, tras realizar un Master en Comercio Internacional para Ingenieros, ha desarrollado su actividad como experto en la Dirección General para la Cooperación al Desarrollo en el Ministerio de Asuntos Exteriores Italiano. 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster