francisco-de-asis

Francisco de Asís doctor Honoris Causa

francisco-de-asisEl pasado 25 de agosto la Universidad American College, otorgó el doctorado Honoris Causa al poeta nicaragüense y director del Festival de Poesía de Granada, Nicaragua, esta son las palabras de Mauricio Herdocia Sacasa, y así sabemos más del personaje.

 

 

 

francisco-de-asis
Francisco de Asís Fernández
Rendir homenaje a Francisco de Asís Fernández, es casi como rendir un homenaje a la sustancia de la poesía misma.
Al leer la poesía de Francisco de Asís  sentimos tocar los versos con las manos húmedas de los recuerdos del Paraíso en el iris de la mujer amada que graba así todo lo que deja atrás al dárse la vuelta por última vez, antes de partir y cumplir así el mandato de Dios de abandonar el suelo edénico y salir al destierro.
Como el resplandor del rayo que ciega y desaparece para siempre para dejar una herida de luz en la memoria, que reaparece en el espejo “que se  ha hecho con los momentos de mirarse (El Poeta y su Espejo).
Como dice el mismo Francisco en su poema “todo lo viste con tu última mirada. Todo el paraíso se quedó en tus ojos” La poesía de Francisco es en gran medida reflejo de esa postrera mirada.
Pero también el interpreta las líneas de la palma de su mano para crear un nuevo conjuro y escoger las rutas misteriosas que solo la palabra escogida reconoce al rememorar sus orígenes.
Son las Manos húmedas de su libro  “Luna Mojada”, por la emoción y las perturbaciones del milagro incesante de crear y recrear, morir y renacer, decir, desdecir y contradecir, dormir, despertar y practicar el sonambulismo y la vigilia.
Una poesía desbordada como mar incesante por los sentidos, y la imaginación que rompen como olas sucesivas, formando una metáfora inédita del mundo de las imágenes y sus íntimas conexiones con los sentimientos y las pasiones.
Corresponderá a mi querido amigo Jorge Eduardo Arellano realizar una exposición sobre la obra de Francisco, pero no quisiera dejar de abordar algunos temas que me han parecido importantes.
Uno de ellos es precisamente, la enorme cantidad de influencias que Francisco ha recibido a lo largo de su vida, desde sus vivencias en la célebre Casa- Museo de su padre, donde pudo apreciar casi todas las manifestaciones del arte, en particular la poesía, la  música, la pintura, la escultura, las tallas en madera, el dibujo y el teatro, lo sacro y lo profano, así como el vertiginoso tráfico de las tertulias literarias y luego sus innumerables encuentros resultantes de sus viajes en el exterior, especialmente México y España.
Digo esto porque un buen poeta como es Francisco es necesariamente hijo de padres literarios  notables y de reconocida estirpe y filiación.
“Padre y Maestro mágico, liróforo celeste”, llama a Darío a  su maestro Verlaine. 
Cuando uno lee la poesía de Francisco se pregunta, de dónde viene este caudal incesante, esas aguas que fluyen, parodiando al Profeta ISAIAS, “como torrentes asombrosos en medio del desierto y la soledad”; esa pulcritud en el manejo de las metáforas, esa reverberación de la memoria revelando lo escrito y lo no escrito y la belleza que se va tejiendo y destejiendo  en cada poema, aunque a veces como A. Rimbaud, la sienta en sus piernas y la encuentre amarga.

Somos, nos dice, un jardín de las delicias pintado por seres dichosos/y extenuados cuando el pecado hastía y lleva al suicidio o la locura…
De donde viene, como el mismo dice: esa “gotera infame”  en el techo de “ su cabeza que está inundando todos los pensamientos”? De dónde esa doble vertiente que lo atrae al mundo sórdido de las hijas de Lot  y pinta literalmente las escenas del poema  como quien embarra de colores un cuadro sobre un pecado maldito, pero a continuación canta con esperanza unas Letanías para nuestra Señora la Virgen de la Rosa. De dónde el poeta que se reconoce como hijo de Caín, pero grato a Dios, y que siempre está regresando a las aguas del Paraíso y a las imágenes del destierro y el exilio.
Estimadas amigas y amigos:
Los poetas van engarzando sus voces en el tiempo y se escuchan unos otros, aunque al decir dariano “en diferentes lenguas es la misma canción”, también van creando sus propias tonalidades, melodías y acordes, haciendo surgir como en Francisco una voz propia y distinta, un lenguaje original y un modo de escribir y sentir la poesía que, al leerla podemos reconocerla como nacida de sus manos que sangran y sus huellas se reconocen en la arena.  
Si Francisco dejara un poema en la escena de un crimen, lo reconocerían  y apresarían de inmediato…
Es una poesía perfumada, si leemos sus poemas con atención, por los narcisos, los amarantos, los jazmines , los alhelíes, la manzanilla y los lirios blancos  así como por el  sándalo, convirtiéndose en poeta de la madurez frutal, tal cual su carácter poético se fue

depurando y haciéndose casa vez mas reconocible al pasar por el alambique de los años, las lecturas, las experiencias y el encuentro cada vez mas cercano a su consciencia,  a su humanidad y a medida que su reflexión poética se fue haciendo mas honda y entrañable.
Cuáles son los ecos que se escuchan a lo lejos – unos más cerca que otros- en la poesía de Francisco de Asís?
En primer lugar, sin dudas, la voz de su padre, Enrique Fernández Morales bajo cuyo magisterio se formó el grupo de los Bandoleros a los que pertenecieron Francisco y Jorge Eduardo. A Francisco le escribiría Don Enrique: Dos veces te engendré: renuevo de mi carne y de mi espíritu y más hice tu alma que tu cuerpo….
El mismo Francisco diría en “Misterios dolorosos”:
Mi padre hizo mi alma y la grabó con poemas, canciones y dibujos/ para que recordara el bálsamo que tenía en sus heridas/ y me floreció un alma de palo de rosa/ para oír mi cuerpo en un fuego sin mancha.
En medio de la impresionante personalidad marcada de los poemas de Francisco, yo escucho también voces lejanas que todo buen poeta purifica y transforma dándole una nueva intensidad  y música.
Me refiero por ejemplo a las sombras portentosas de  Baudelaire, a Joaquín Pasos, a Carlos Martínez Rivas, a Neruda, a Rimbaud, a Darío, Coronel Urtecho y a García Lorca, entre otros.
Más que sus poemas, escuchamos la forma en que Francisco va transformando las propuestas estéticas que recibe a lo largo de su vida.
No podemos dejar por fuera voces y amistades entrañables, entre otras, la del gran Luis Rosales o de Vicente Aleixandre y la lista sería interminable… Tampoco las corrientes de aquellos tiempos como el Existencialismo – el mismo fue actor en la obra de Jean Paul Sartre Muertos sin Sepultura y lector incansable de Albert Camus, pero sobre todo respiraron los aires oníricos del Surrealismo y de las corrientes que se abrían paso en la pintura o en el Teatro de la Crueldad con Arteau, por ejemplo.
Hablé de García Lorca hace unos instantes, por una razón importante. En sus memorias Pablo Neruda escribe que Federico es un poeta tocado por la gracia como ninguno. Yo humildemente tengo la misma opinión de nuestro poeta Joaquín Pasos. Parece que pasaran ángeles por su poesía, develando una nueva forma de sacudir el aire, con un estremecimiento desconocido.
Quiero decir hoy, sin temor a equivocarme, que en mi sincera opinión, igualmente Francisco es un poeta tocado también por la Gracia. Como nuestro Joaquín, precisamente una de sus grandes propuestas conceptuales o ríos que enriquecen su poesía.
Como diría Juan Carlos Abril en su Prólogo al libro de Francisco “Luna Mojada”, (a propósito de que nos acercamos al Centenario de la muerte de Rubén Darío, recordando con Salomón de la Selva, pero como fue larga su agonía…)

cartel-festival-granada

Dice Carlos Abril: “Podemos afirmar sin ambages que continúa más vivo que nunca el caudal por el que reman los herederos de Darío, su estela radiante, sus espumas, bajo la luz de esta Luna Mojada”.
Estimados invitados e invitadas:
ES claro que solo los méritos de Francisco de Asís como poeta serían más que suficientes para el otorgamiento del doctorado honoris causa en cualquier casa de estudio
Pero sucede que American College tiene el privilegio de rendir homenaje no solo a un gran poeta que ha expandido los límites verbales, conceptuales y expresivos de la poesía, enriqueciéndola con notable originalidad,  sino además, al hombre que ha sabido congregar sus energías y sus talentos a uno de los grandes milagros colectivos que ha tenido la poesía universal en los últimos tiempos.
Me refiero al  Festival Internacional de Poesía de Granada  que ha culminado ya su Undécima edición de forma continua, terca y persistente cada año.
Precisamente el I Festival en el año 2005, fue un Homenaje al Poeta de la gracia poética, Joaquín Pasos, y en saludo a los 80 años del Poeta Ernesto Cardenal. Participaron 134 poetas de 21 países.

II Festival (2006)
Homenaje al gran Poeta vanguardista José Coronel Urtecho, y en conmemoración a los 150 años del incendio de Granada, hicieron un nuevo incendio de la Palabra. Participaron 144 poetas de 32 países.

III Festival (2007)
Homenaje al Gran Poeta Pablo Antonio Cuadra para cerrar el triángulo virtuoso del Movimiento de Vanguardia en la poesía Nicaragüense, saludo al centenario del Poeta Manolo Cuadra, y a los 80 años del Poeta Fernando Silva. Participaron 138 poetas de 43 países.

IV Festival (2008)
Homenaje al gran Poeta Salomón de la Selva, cuyo soldado desconocido aun dispara en la noche para abrir la aurora. Participaron 111 poetas de 45 países.

V Festival (2009)
Una “ventana” hacia la poesía metafísica de Alfonso Cortés, un trozo de azul contra la intensidad de todo el cielo granadino. Participaron 95 poetas de 46 países.

VI Festival (2010)
Homenaje a nuestro gran Poeta místico Azarías H. Pallais. Participaron 118 poetas de 53 países.

VII Festival (2011)
Homenaje a nuestra gran Poeta Claribel Alegría. Participaron 121 poetas de 48 países.

VIII Festival (2012)
Homenaje a nuestro gran Poeta Carlos Martínez Rivas, que dejo la poesía distinta a como la encontró y cuyas huellas están en casi toda la poesía nicaragüense. Participaron 110 poetas de 62 países.

IX Festival (2013)
Homenaje al Poeta y Sacerdote Ernesto Cardenal, una poesía que ha abarcado todas las ramas del conocimiento desde la historia, la teoría de la relatividad, la biología, la genética y las especies, partiendo temprana (y sabiamente) de la propia Biblia. Participaron 121 poetas de 56 países.

X Festival (2014)
Homenaje al Padre -no del Modernismo- sino de la Modernidad de la Lengua Española, Rubén Darío. Participaron 135 poetas de 60 países.

XI Festival (2015)
Homenaje al Gran Poeta Enrique Fernández Morales y en memoria a la poeta Costarricense Eunice Odio. Participaron 114 poetas de 47 países, para recordar joyas como “Morir por la Belleza” y donde Granada en eso días de fiesta: fue Troya!

Estos festivales han colocado a Nicaragua en el  iris de la poesía en el mundo. Nicaragua ha recibido ya cientos de poetas de decenas de países en una Granada que ha sido en esos momentos centro mundial  de la poesía, de la imaginación y del talento. El mar donde convergen todos los ríos. No en vano Granada es también una de las grandes musas y pasiones de la poesía de Francisco de Asís y de su padre. 
Sin embargo, esta capacidad de congregación y convocatoria de Francisco no es nueva. Todo lo contrario es de larga data.

En 1974   funda en México el 1er Comité de Solidaridad con la lucha del Pueblo de Nicaragua contra la dictadura de Somoza. Integran ese Comité intelectuales mexicanos relevantes, entre ellos:
Carlos Pellicer, Efraín Huerta, Telma Nava, Jaime Labastida, Juan Bañuelos, Oscar Oliva, Heraclio Zepeda, Sergio Mondragón,  Adalberto Santana, Juan de la Cabada, Andrés García Salgado, José Eduardo Steinlesguer.

En 1975  representa a Nicaragua en el Comité de Solidaridad Latinoamericana integrado por los más prestigiados intelectuales y políticos de América Latina residentes en México:

Rodolfo Puiggros (Argentina),
Francisco Juliao (Brasil),
Mario Guzmán Galarza (Bolivia),
Gabriel García Márquez (Colombia),
Pedro Vuskovic (Chile),
Agustín Cueva (Ecuador),
Mario Salazar Valiente (El Salvador),
José Luis Balcárcel (Guatemala),
Gerard Pierre – Charles – Haití
Pablo González Casanova (México),
Jorge Turner (Panamá),
Genaro Carnero Checa (Perú),
José Luis González (Puerto Rico)
Carlos Quijano (Uruguay).
Y el propio Francisco de Asís con su gran liderazgo y entusiasmo.

Estimadas Amigas y Amigos que nos acompañan esta tarde
Son ríos bíblicos los que alimentan la poesía de Francisco de Asís Fernández
En el poema El Iris de tus ojos, dedicado a Gloria Gabuardi, dice: Quienes no conocen la palma de tu mano no conocen el mundo… ni el Tigris ni el Éufrates que nacieron en el paraíso donde se bañan los Unicornios
Si recordamos el Apocalipsis: El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente.
Desde hace muchos años, las noticias han venido anunciando el aparente cumplimiento de esta profecía ante la merma del caudal de ambos ríos.
Pero mientras esto sucede en la geografía física de estos antiguos ríos, en la esencia de la poesía de Francisco su caudal se acrecienta y lo mantiene amarrado al puerto imaginario del Edén primigenio.
Como el mismo dice:
¿Cuál es la sustancia de los sueños

Cuando el Tigris y el Éufrates manaban de tus brazos y me ceñían al paraíso.
Creo que en la poesía de Francisco si se cumple la profecía sobre el Rio Zin en el desierto del Néguev, que según las noticias ha vuelto a recuperar su antiguo esplendor y gloria bíblica como un rio limítrofe de tierras sagradas.

Al decir de Isaías: 
“Se alegrarán el desierto y la soledad;
Porque aguas serán cavadas en el desierto,
Y torrentes en la soledad”
Lo mismo podemos decir del torrente mundial  de la poesía que a veces merma su caudal y otras lo acrecienta. Con Francisco, está profetizado que “el lugar seco se convertirá en estanque”.
Estimados amigos y amigas que nos acompañan:
Por la contribución inmensa del poeta Francisco de Asís Fernández a alimentar los ríos de la poesía y por su aporte a que tantos afluentes, de tantas partes de todo el mundo confluyen en un solo mar en Granada y en Nicaragua cada año, la Universidad American College quiere el día de hoy rendirle homenaje y entregarle el Doctorado Honoris Causa en Humanidades a un gran poeta y amigo  que honra las letras hispanoamericanas,  promueve un coro de voces poéticas en encuentros mundiales, honra a Nicaragua con su canto a la Belleza y nos enaltece con su amistad leal, auténtica y sincera.

Sean todos bienvenidos y muchas gracias por estar con nosotros!

 

 

Más de La Otra Gaceta este mes

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster