Myra Jara. Perú, 1987

myra-jaraEl poeta italiano Carlo Bordini nos hace llegar algunos poemas de Myra Jara en los que se advierte un discurso rudo, descarnado. Para Bordini se trata de una joven poeta que anuncia su futuro.

 

 

myra-jara
Myra Jara

 

Myra Jara naciò en Lima en 1987, y vive en Roma. Posee una cultura variada, no exclusivamente literaria: cine, mùsica, poesìa, danza. Ha estudiado Humanidades en Perù, Alemania e Italia, y talleres de Danza contemporànea en Nueva York y Alemania.  Ha sido parte del Staff del Festival Internacional de Poesìa de Lima en 2012 y 2013. Ha publicado, en traducciòn Italiana, algunas poesìas en la revista literaria en web "Le parole e le cose". La suya es una poesìa moderna, contemporànea, legada a la realidad y contemporaneamente al profundo de sì. Su lenguaje es directo, imaginativo, visionario. Es, a mi parecer, uno de los poetas del futuro.

Carlo Bordini

 

 

Después de distraerme con los hombres me queda casi siempre una sensación borrosa. Saciedad,o a veces nada, a veces un vacío catárquico y conmovedor.

Tengo un tubo metálico que libera violencia.Te parezco violenta? Pues lo soy, soy la dueña del tubo, las repeticiones y los ciclos me ocurrirán. Tendré siempre que expulsar cosas básicas de mi uerpo.Expulsar y obsesionarme mecánicamente.

Yo duermo con dos criaturas: un niño que sufre y uno que hace sufrir. Los dejo en la mañana para que si quieren se destruyan. No les dejo cuartos, ni casas, no hay baños, creo que no hay dolor, hay sobre todo divagación

divagaciόn

 

 

Sabes cómo me he venido de la cama hasta aquí? Concentrándome. Saliendo del corazón simple de la perra. Así llego, me siento aquí.

Debo dinero a un hombre descortés.

Debo dinero a un hombre vulgar que me ayudo a no tenerte. No quiero pagarle. No tengo moral con él, quiero robarle.

Por eso te hablo, pequeño ser que murió.

No dijiste nunca nada. Estar contigo por un mes fue exactamente como estar sola. Te aborté en una hora. Después llegué adolorida al hotel que renté. A veces te recuerdo. No eres exactamente un muerto.

Me siento sola. Puedo recordarte y empezar a sentir algo por ti. Tú eres mejor que un hijo.

 

 

Hay un viaje en un tren de los italianos que te aleja de Europa
El tren termina el recorrido en Ucrania, en un túnel
Las cabezas que descienden en el túnel Ucraniano se mueven lentamente en el andén
Algunas cabezas se mueven hacia las escaleras
Las cabezas pequeñas de los niños se mueven, también hay cabezas pequeñas de perros y de cisnes
Otras cabezas esperan en el andén por otro tren
A estas cabezas quietas se les posan moscas negras e insectos
Quienes se embarquen, atravesarán la Siberia. Llegarán a Mongolia,
Partirán después a pequeños lugares en el Asia.

El tren a Mongolia lo toman 10 o 15 personas
No suben todos los animales, hay quienes han tenido que abandonar a sus perros y sus gallinas

La compañía no los quiere a todos
Aceptaa veces a mujeres sin sus hijos
A hombres sin sus mujeres

Pocos entran en el tren, consigo llevan poco

Yo entro al tren cada mes, me llaman para que lo limpie
Boto las cáscaras de los huevos, la cerveza, los condones
Cuando termino de limpiar, respiro profundo
Escupo y
Me siento

Me llaman Señora los que vienen a darme el pago
Pero yo soy una mujer joven
He escogido el trabajo del tren para estar con las vacas
Despreciar
La cantidad obscena de hambre.

No desprecio
El hambre, la sed, las heces de la gente subida con una idea de aislamiento. Aquella que hará sutiles
[actos contra sí misma, en el Asia.
Así crece, eso es avejentar el mundo.

Limpio Mongolia
Voy fumando con una escoba por sus calles bárbaras
Sus habitantes son todos como frías abejas
Pero las mujeres son mejor como larvas, hinchadas, salvajes y costureras

Limpio Mongolia y voy viajando a mi tierra
Cuando llego tengo sexo
Consigo hombres en el bar
Se van, antes me lavan el cuello.

En el tren, me lavan el cuello los obreros
Les voy contando cómo es mi hambre
El placer de la miseria ante el hambre.
Es necesario hacer miseria
Y les recuerdo mientras nos bañamos juntos, todos desnudos:
Falta mucho para envejecer.

 

 

Tenía ganas de quebrarme, me fui al Mood
Un bar grotesco donde van los policías a follar
Acepte un cocktail gratis de un hombre
No lo besé pero me conmovió su fea boca, fea y grotesca
Cerró el Mood y caminé hacia Castelino
Los mozos miraban mis piernas, me invitaban cervezas
No había quebrado las aves, estaba desordenada y negra
Fui a las mesas a beber agua

Llegó un tipo guapo que caminaba lento
Yo era conmovedora, era placer

Había vivido en Londres, volvió a Roma por idiota. Era un marica vanidoso y hábil.
Teníamos los dos lindas piernas
Era guardia de puerta en un club de strippers. Mujeres frías, sus amigas.
Le conté que era pobre, hacía danza, hablaba lenguas, hoy quería tirar.

Entró un perro al bar. Pobre bestia suave

Me miró un rato las caderas y las manos. No quieres que hable para meterte en el club?
Bailas desnuda, nadie te toca, haces dinero. Nos bebimos un vodka.

Se fue en el bus

Yo desnuda, bailando bajo luces. Viejos hombres mirándome los pechos. Cabezas mirándome. Pájaros
[caminando en sus cerebros. 

Crisis? Mías

Desnuda en la noche mientras  otros orinan y duermen
Estaría bien desnudarme pensando en leones y plantas, en leones que abren la boca y bostezan.
Volver luego al departamento, cocinarme, comer

 

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster

Un comentario en “Myra Jara. Perú, 1987”

Los comentarios están cerrados.