Poemas de George Trakl

De este gran poeta austriaco y universal, presentamos algunos poemas en la traducción del profesor venezolano Davy Noguera.

 

 

Georg Trakl (Salzburgo, 1887 – Cracovia, 1914)

georg-trakl
Georg Trakl
Poeta expresionista austríaco considerado el sucesor de Hölderlin. La influencia de una madre, fría y distante, moldearía en gran medida la personalidad del poeta. A fin de compensar el desamor maternos, Trakl volcó sus afectos en Margarethe –Grete–, una hermana cuatro años menor. Críticos y especialistas suelen identificar en su obra referencias a una supuesta relación incestuosa del poeta con la hermana. Esta relación se ve insinuada por ejemplo en el poema Blutschuld – Culpa de sangre – que aquí traducimos. Trakl se graduó de farmacéutico en la Universidad de Viena y trabajó para el ejército durante la Primera Guerra Mundial. De esta experiencia volvió con una profunda crisis nerviosa que terminó por destrozarlo interiormente: depresión, ataques de pánico, adicción al alcohol y a las drogas. Pasó el final de sus días en un hospital militar en Cracovia, donde murió por sobredosis de cocaína. Georg Trakl es un poeta fundamental en el mundo de habla germana,  renovador del lenguaje poético imperante en la época y uno de los iniciadores del expresionismo.

Traducción del alemán: Davy Noguera.

 

Gitanos

Arde el anhelo en sus nocturnas miradas,
por aquella patria que nunca encuentran.
Así los empuja un destino nefasto
que solo la melancolía puede penetrar.

Las nubes avanzan sus caminos,
las aves que migran a veces los acompañan,
hasta haber perdido de tarde su huella,
y a veces trae el viento los tañidos del ángelus.

En sus guaridas la soledad de las estrellas
hincha sus canciones llenas de nostalgia
y sollozan maldiciones y penas heredadas,
que sin esperanza las nobles estrellas iluminan.

 

Culpa de sangre

La noche se avecina al lugar de nuestros besos.
Se oye un susurro: ¿quién los exime de la culpa?
Trémulos aún por la hollinienta dulce lujuria
Rezamos: ¡Santa María, allá en tu gloria, perdónanos!

De las macetas con flores brota un voraz olor
que seduce nuestras frentes pálidas de culpa.
Cansados bajo el perfume de los aires húmedos
Soñamos: ¡Santa María, allá en tu gloria, perdónanos!

Pero más fuerte aún brama el pozo de las sirenas
y surge, aún más negra, la esfinge ante nuestra culpa,
que hace a nuestros corazones más pecaminosos
Lloramos: ¡Santa María, allá en tu gloria, perdónanos!

 

Infancia

El saúco de frutas cargado. La infancia tranquila habitaba
una caverna azul. Sobre veredas antiguas,
donde parda ya la salvaje hierba crepita,
medita el ramaje calmo. El crujir de la hojarasca

un idéntico, cuando el agua azul en el acantilado suena.
Tierno es el lamento del mirlo. Un pastor
sigue atónito el sol que patina por la colina otoñal.

Una mirada azul solo significa más alma.
Sobre el coto del bosque se asoma un tímido animal y mansos
yacen por el suelo las viejas campanas y los oscuros caseríos.

Más piadoso conoces tú el significado de los años sombríos,
frío y otoño en solitarias estancias,
y en azules sagrados tañen sin parar escrituras fulgurantes.

Queda rechina una ventana abierta. Hasta las lágrimas
conmueve la vista del cementerio derruido junto la loma,
recuerdo de leyendas contadas. Sin embargo el alma a veces se ilumina;
cuando piensa los hombres felices, días de primavera dorado oscuro.

 

Por las noches

El azul de mis ojos esta noche se ha extinguido,
el oro bermejo de mi corazón. ¡Oh, qué apacible ardió la luz!
Tu manto azul abarcaba los descensos.
Tu boca roja selló en tu amigo la demencia.

 

Nacimiento

Cordillera: negruras, silencios y nieve.
Los cazadores rojos descienden de los bosques.
!Ay, la mirada musgosa de las bestias!

Sosiego de madre; bajo abetos negros
se abren las manos dormidas
cuando parece que la fría luna se derrumba.

¡Ay, el nacimiento del hombre! Ruge de noche
el agua azul al fondo de los peñascos;
observa el ángel caído entre suspiros su figura,
evoca la palidez en la estancia nebulosa.
Dos lunas,
brillan los ojos de la anciana de piedra.

Suplicio; el grito del alumbramiento. Con alas negras
el niño dormido conmueve a la noche;
nieve que cae muy queda de una purpúrea nube.

 

Ocaso espiritual

La calma encuentra al borde del bosque
un oscuro animal de caza.
Al pie de la colina acaba silencioso el viento de la tarde,

enmudece la queja del mirlo
y la flautas dulces del otoño
se callan en sus tubos.

En una nube negra
transitas, ebrio de adormideras,
el estanque nocturno,
el cielo de estrellas.
Se oye sin cesar la voz lunar hermana
a través de la noche espiritual.

 

El trashumante

La noche blanca se apoya siempre en la colina,
donde sobresale el álamo en plateados tonos,
piedra y astros son.

Dormida se dobla sobre el arroyo del puente.
Un semblante muerto sigue al muchacho.
Media luna en la rambla oxidada.

Alabados pastores distantes. Desde la antigua roca
observa con ojos de cristal el sapo,
despierta la floreciente brisa, la voz de pájaro del que parece un muerto
y los pasos quedos que examinan el bosque.

Esto recuerda a árbol y animal. Lentos escalones de musgo.
Y la luna
brillante que en el agua triste se hunde.

Aquel se regresa y trashuma junto a la ribera verde.
Se balancea en la negra gondolita por la ciudad desmoronada.

 

En la oscuridad

Se calla el alma la primavera azul.
Bajo el ramaje húmedo
las frentes de los amantes se hundieron trémulas.

¡Oh la cruz que verdea! En el oscuro diálogo
se reconocían hombre y mujer.
Junto al muro desnudo
deambula con sus estrellas el solitario.

Por el camino del bosque iluminado por la luna
descendía la selva
de olvidadas cacerías. La mirada de los azules
rompe desde acantilados desmoronados.

trakl

 

Davy Noguera
davy.noguera@gmail.com
Caracas, Venezuela, 1980.

Universidad Justus-Liebig de Gießen – Alemania

Profesor de idiomas en el Centro para desarrollo de
competencias lingüísticas y profesionales (ZfbK)
Profesor de español para hablantes de alemán y estudiantes
internacionales de la Universidad de Gießen.

Profesor de idiomas en el marco del preyecto GESEREN:
Profesor de alemán para estudiantes de intercambio provenientes de
Senegal. Programa Deutsch-Senegalesische Netzwerk für Erneuerbare
Energien (Red de internet alemano-senegalesa para energías
renovables)

Asistente de investigación en el Instituto de Romanística
de la Universidad de Gießen – Alemania
Colaboración en investigación, diseño y desarrollo de proyectos y clases.

Profesor de idiomas en la Universidad Bolivariana de
Venezuela, Caracas – Venezuela
Profesor de francés y español para estudiantes internacionales en el
Centro de Idiomas de la Universidad Bolivariana de Venezuela.
Concepción de programas y traducción de documentos del francés al
español para diversas instituciones de la universidad.

Profesor contratado de la Universidad Central de
Venezuela, Caracas- Venezuela
Profesor en el Departamento de Literaturas Occidentales.
rompe desde acantilados desmoronados.

 

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster

2 comentarios en “Poemas de George Trakl”

    1. Gracias por ofrecer una versión en español y publicarla de este poeta que apreció tanto. Los leeré una segunda vez con la apertura que merecen.

Los comentarios están cerrados.