Amat Escalante. El cine que nos duele

amat-escalanteGilberto Lastra realiza una entrevista a uno de los realizadores cinematográficos más relevantes de México, premiado como el mejor director de cine en Cannes por su película “Heli”.

 

 

Vivo en la realidad de esa película: Heli

heli-amat-escalante

Entrevista con el cineasta Amat Escalante. Mejor director del festival de Cannes.

Gilberto Lastra Guerrero

Una película humana, es como resume la película Heli su creador el cineasta Amat Escalante, y habla acerca de la conceptualización de la cinta que lo hizo acreedor en el festival de Cannes como mejor director.

El mexicano habla sobre el proceso creativo y vivencial con el que se filmó el largometraje y la forma de traducir la realidad el lenguaje cinematográfico. Escalante es enfático al pedir que antes de hablar de la cinta, sea vista.
El film muestra con milimétrica precisión la vida rural mexicana y cómo sufre los estragos de la economía, la corrupción del sistema judicial y del narcotráfico. La violencia expuesta es tan real como lo que se mira en los periódicos o en la calle, muerte, tortura, armamento, corrupción en la administración de justicia, droga y las historias de amor.

―En la cinta los planos abiertos, los paisajes contrastan con el encierro en el que viven los personajes, con la pobreza, y con el miedo que genera el narcotráfico, ¿cómo esta vida rural en la actualidad es el leit motiv para conceptualizar Heli? ¿cómo lograr este ritmo rulfiano ajustado al cine de la actualidad?

― Lo que me inspiró la película fue querer filmar lo que hay alrededor de la ensambladora de la General Motors. En este terreno fue lo que me inspiró; vivo a 15 minutos de todas las locaciones y camino por ahí, y es donde imagino toda la película.  De ahí es donde visualizo esos tiempos y las vistas.

―¿Es donde se cruzan las historias?

―Sí. Todos andan como dando vueltas en este espacio. Como cuando marchan (los cadetes) y la cámara se queda y nace otra historia.

―¿Cuál es el suceso del que nace la idea de la cinta?

­― Surge todo de querer contar una historia de un padre y su hijo. Y al final no quedó tanto en la película, pero de ahí surge. La primera imagen que tuve fue al personaje buscando a algo o a alguien en el campo, y no lo puede encontrar. Esas son imágenes que no están en la cinta. De hecho, cuando busca (Heli) a su papá quedó filmada así: la búsqueda.

amat-escalante

Baso mi trabajo en imágenes. Es contar una historia basado en imágenes. Es bueno que la historia avanza sin diálogos, como cuando el protagonista encuentra los paquetes (de droga) en el tinaco. Y entendemos que los agarró porque circula el agua de nuevo a la casa.

―¿Proyectos luego de esta cinta?

― Quiero hacer algo más pequeño, más íntimo, con menos equipo. No conceptual. Más humano tal vez que ésta. No es necesario para mí forzar conceptos, como que quiero ser muy puro y contar algo visualmente.

―¿La respuesta de autoridades de seguridad en México por el trato que se le da la violencia de estado o de este mimetismo del narcotráfico por medio de corporaciones policiacas?

―Una parte muy importante, no la inspiración; tuve la inquietud de retratar esto que pasa en México a través de una familia: darle un rostro humano a toda esta situación, y hay una conexión con el público desde ese ángulo, por la respuesta de la gente, por el reflejo humano.

No es una cinta en contra del Ejército necesariamente. Es una ficción,  no es un documental. Está basada en hechos que todos conocemos, pero no se mencionan nombres. Es una visión de los que sufre México a través de mí.

Lo que me viene a la mente en la cinta, muestra cómo alguien puede llegar a tomar la ley en sus propias manos, y no es porque se quiera, sino porque no hay de otra en el rol del personaje principal de la película.

―A la gente que le gusta opinar del cine, menciona que tus cintas son parecidas a las de Carlos Raygadas y ya le encontraron la fórmula para participar en Cannes, ¿qué piensas de esto?

―Carlos es co-productor de Heli. Aunque la cintas no se parecen mucho. Somos amigos y nos juntamos porque se respeta lo que cada uno hace. Me ayudó con mi primera película: Sangre fue una película que se hizo con la mitad del presupuesto, con 500 mil pesos. La edité solo y la mandé al festival. Los Bastardos también estuvo en Cannes. Empezamos los dos el mismo año en Francia.

No me voy a defender; la gente puede pensar lo que quiera de mis películas. Ahora me ha sorprendido las críticas, porque estoy acostumbrado a que más de la mitad de la gente odia mis filmes.

―¿Qué es lo que separa a Heli de otras películas que tratan el tema de narco en México como Miss Bala y El Infierno?

―Hay dos películas que siempre se mencionan que abordan el tema del narco. En realidad son muy pocas, debería haber más.
No soy crítico de cine, qué vean que las separa. Tengo cuidado de no repetir las cosas. Soy amigo de Gerardo Naranjo (director de Miss Bala) y vemos las películas de cada uno mientras las editamos.

―¿Sobre la clasificación?

―Es una lástima que la clasifiquen “C”. La verdad es que lo que inspiró es la juventud. La mayor parte de los personajes son jóvenes. Existen películas donde matan a 300 personas y es con categoría “B”.

―¿Cómo seleccionar a los actores para lograr esa organicidad?

―Hago lo que me inspira; vivo en la realidad que es la película y en lugar de ir a buscar actores para representar a la gente que vi y que me inspiró a escribir o a filmar: pongo a esa gente en la pantalla. Y es un trabajo largo, no son actores; son personas que encontramos en los llamados que se hacen para el casting.

Mi hermano me ayuda a seleccionar a la gente. En esta película nos tardamos mucho tiempo en conseguir el dinero. Y eso hizo que yo tardara más en recibir actores. Fue una búsqueda amplia.

Me encuentro a la niña Andrea Vergara (Estela en la cinta) en un parque con su familia. Su cara me atrajo: me hizo sentir algo cuando vi sus ojos.  Le hice unas pruebas y se quedó. +
El actor que hace el personaje principal, Armando Espitia, no es profesional pero sí tiene estudios de teatro, es su primer película; el novio de Estela, Beto el cadete, de nombre Juan Eduardo Palacios, es un chavo que vive como a 10 minutos de la capital, de la ciudad de Guanajuato.

Es la primera película que hago en formato digital. Y pude hacer más tomas y me esforcé por que la historia y los personajes hicieran entrar al espectador a la película.

―¿Hace el cine alguna diferencia en el ambiente social, político?

―No creo que el cine pueda hacer alguna diferencia. La diferencia puede estar en los jóvenes y las siguientes generaciones. Y por eso la película es de jóvenes. Dentro de la cinta hay una pareja muy joven y hay otra todavía más. Es todo lo que veo y lo que es la vez lo que está en peligro. Pero es también una esperanza.

―¿Cuál es el panorama del cine en la actualidad en el país y de Heli?

amat-escalante-02

―La mayoría de las películas que se hacen en México, alrededor de 100 al año y pocas son las que llegan al público.  Por alguna razón Heli fue una película hecha con la mitad del presupuesto, porque en promedio se necesitan 20 millones de pesos. Y no tenemos la mercadotecnia de otras cintas. Es una película que causó curiosidad; es una película que gusta y genera reacciones en el público. El tiempo dirá si se mantiene relevante la cinta.

 

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster