Camilo Restrepo Monsalve

camilo-restrepoComo una casa construida en la memoria, a salud de los náufragos, de los que padecen la nostalgia en un desierto de tinta. La poesía de Camilo Restrepo llega desde Colombia en un bálsamo de espejos, como una nube de espuma que habita la soledad y despierta los recuerdos para colgarlos en los muros de una casa que se parece a la palabra. Ofrecemos esta muestra de poesía como una colección de muros donde apresar la pérdida.
————————————————–
Coordinadora de la sección: Stephanie Alcantar

 

 

Casa de espejos

I

Hay tardes en que como Alicia atravesamos la memoria
y vuelven uno a uno los recuerdos
para abrazarnos con su espectral sustancia,
y su abrazo es leve como el de un fantasma.

Hay tardes en las que escuchamos pasos en la casa sola
y es el tiempo como un ladrón
retornado lentamente a los relojes
para revivir la vida muerta entre los muros.

Es entonces cuando en los espejos resplandecen las imágenes
como si un abismo se escondiera tras su pálido reflejo.

La memoria es una casa hecha con espejos.

 

II

La memoria es un casa de palabras,

un abismo blanco
donde las imágenes florecen,
y se guardan en estanterías
uno a uno,
pedacitos de presente eternizado
que retornan a su antojo
cuando uno menos lo espera.

Por arte de memoria
en las sombras puedo recorrer
la huella que tu cuerpo
deja en el mío,
sin necesidad de verte.

Por arte de memoria
como los caracoles
guardo en mis oídos tu palabra
como una marca indeleble que te une a mí.

 

Nostálgicas

1

Las palabras crecen como enredaderas
y se amarran a mis sienes
como hilos de sangre enfurecida

Soy lamido por las olas
mientras la viajera me abandona
en la costa en que desovan
los pájaros del lenguaje
y cada recuerdo entraña
un nuevo nacimiento:

Una calle conocida
un olor distante que retorna
a las horas en las que el deseo arde 
y empujada por el viento
crece otra vez la llama

O esas lentas muertes de melancolía
en los bares
donde al igual que yo
miles de náufragos día a día
son abandonados por ballenas de desasosiego
que se alejan por el horizonte
dejando una estela de nostalgia
en la superficie de la memoria

 

2

El tiempo vuelve a encontrarse en los relojes
Los rayos del sol a media tarde
iluminan las estancias donde ya no vive

Los reflejos de los fardos a contraluz
son como remolinos de hojas secas
que se alzan sobre el polvo del recuerdo

Una copa de vino
espera ser bebida
por la boca amada

Mientras las calles vacías
se recubren con las luces mortecinas de las lámparas

a media noche
se suicidan
una a una
en mi mano
las palabras

 

3

Caen muertas las palabras 
sobre el lomo de la hoja 
como pequeñas estrellas 
en el agujero de la noche 

El tiempo se suspende 
entre mi boca 
como una gota de tinta 
en la superficie de una charca 

Un remolino de hojas secas en tus ojos 
es el poema

 

Poema para el que vagará en el desierto

Sí 
lo sé 
estás ahí 
solo 
lanzando pedazos de ira contra ti mismo 
y no hay palabra que te salve 

Amigo único de ti 
braza que te calienta 
la noche duerme en tus ojos 
y el día 
es una lejana casa 
donde ya no habitas 

Pero tal vez  
alguien ore por ti en la lejanía 
tal vez  
alguien are un campo 
en el desierto de tu boca 
para hacer brotar de ella 
un oasis de palabras 
y de besos para alimentarse 

Solo déjalo fluir 
déjalo saciarse con tu canto 
y dale lo mejor de ti 
como a un hijo 

No te des en sacrificio 
sobre altares de tristeza 
abre los templos de tu alma 
y dale de comer al peregrino 
pues tal vez un día 
seas tú quien vague 
por la arena del desierto

 

Espuma

Tu pasado
es como la estela de un barco.

Hace un camino tras de ti,
te sigue lento
y nunca te deja,
mas poco a poco
y sin darte cuenta,
como la espuma
desaparece.

 

Un canto

“When you got nothing
you got nothing to lose”
Bob Dylan

 

Anoche lo perdí
al llegar a mi segundo sueño.
Crucé una avenida
de fiebres antiguas,
y un océano rojo
-que algunos llaman memoria-,
me cubrió con su vaho.
No supe qué hacer con tanta nada
en un mundo en que todo
es moneda de cambio.
Él es fugitivo del día
y yo un sol
que lo busca entre sus sombras.
En su vestido hay restos de luna,
y en el mío,
el rumor de un beso muerto,
es un canto robado.

 

camilo-restrepoCamilo Restrepo Monsalve. Medellín, Antioquia, Colombia, 1987. Poeta y narrador. Licenciado en Pedagogía Infantil de la Universidad de Antioquia. Mención de honor en el “I Premio de Poesía Joven Ciudad de Medellín y su Área Metropolitana” (Corporación de Arte y Poesía Prometeo, en el marco del Festival Internacional de Poesía de Medellín 2011). Finalista en la “XXIV Certamen Internacional de Narrativa y Poesía Breve”, organizado por la editorial Nuevo Ser (Buenos Aires, Argentina, 2009). Miembro entre 2009 y 2011 del grupo literario “El aprendiz de brujo” (Fundación editorial Arte & Ciencia, Medellín), con el que publicó el libro colectivo de cuentos La palabra se baña en el río, 2011. Poemas suyos han aparecido en antologías y periódicos independientes de Colombia y Argentina, tales como la Revista iberoamericana de arte y poesía Prometeo (número 90), la antología de poesía y narrativa iberoamericana Letras Vivas 2009 (Argentina), la revista de poesía El Terraplén (tercera edición) y El Pequeño Periódico. Edita y dirige el blog de poesía www.conflagraciones.blogspot.com. Libros inéditos: “El espacio que me habita”, “Felonías” y “Delirario”.

 

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster