José Luis Ramírez (Durango, México, 1981)

José Luis RamírezSus dotes pictóricas y su mirada crítica se hacen evidentes en esta exposición titulada “Yuxtaposición”, que los lectores de La Otra pueden apreciar.

 

 

Yuxtaposición / Serie de pinturas de José Luis Ramírez
Erik Castillo

 

José Luis Ramírez (Durango, Durango, 1981) ha venido construyendo, con la serie de pinturas Yuxtaposición, un discurso acerca de la posibilidad de funcionamiento del diálogo en la sociedad mexicana contemporánea. Desde el 2009, su trabajo juega con escenarios visuales en los que es evidente la estrategia de alteración del contexto donde aparecen los personajes. El culto que rinde el artista al registro cultural pop se ve potenciado por la manera en que presenta y articula las referencias a la industria del entretenimiento y al mundo de los afectos, manera que por cierto transforma el efecto candoroso de las figuraciones propias de la infancia en una sensación de colapso delirante.

            La sobreposición de iconografías de procedencia múltiple en cada una de las pinturas de José Luis Ramírez, produce una textura estilística que sólo podría entenderse como Pop-Art para el mundo en desarrollo; esto es sustancial, pues una de las principales aportaciones de los escenarios artísticos de países en crisis -cuya cultura es vasta y proactiva- es justamente la adaptación propositiva y crítica de tendencias originarias de los territorios estéticos y discursivos de Occidente avanzado. En este sentido, lo pop en la obra de Ramírez (en paralelo a un tipo particular de Neoexpresionismo) no representa una sensibilidad alineada con la estética procedente de la esfera industrial y mercadotécnica, sino, a la inversa, constituye un modo de ironizar a propósito del campo social que se vive actualmente en México, entendido como espacio anómalo sobre el cual, no obstante, es posible hacer conciencia a través de la experiencia de la fantasía.

            Cabe señalar que el pintor moviliza en los cuadros que conforman Yuxtaposición, un principio de arbitrariedad narrativa. Lo humano es próximo a lo animal, dado que sólo de esa forma es posible plantear una fábula sobre el tejido social, y la animalidad violentada en los entornos devastados de un espacio baldío es la alegoría irremediable de realidades que no pueden asimilarse más que bajo el signo de un teatro cruel. En muchas pinturas los personajes parecen tratar de proferir palabras o de plantearse pensamientos, y ello se nota en el uso que hace el artista de la convención para representar diálogos en la novela gráfica, es decir, en el recurso del globo de texto; sin embargo, ninguna textualidad aparece, los globos están vacíos o sólo contienen texturas abstractas: las condiciones de posibilidad del diálogo están canceladas por el yugo que las políticas de la simulación (y los simulacros de la política) han infligido e impuesto a la sociedad civil.

            Por otro lado, también es viable afirmar que la impresión que deja la pintura de José Luis Ramírez no es la de la violencia cruda o desmedida, más bien se trata de una suerte de catástrofe velada, en estado de ambigüedad poética. La presencia de lo diagramático o de la lógica de la cartografía enloquecida, de la señalética sin sentido aparente, y la discontinuidad en la construcción de las escalas visuales son, junto con el protagonismo sostenido de la fabulación animal, los elementos que producen la energía del imaginario del artista. La serie pictórica puede interpretarse, entre otras lecturas, como un flujo sarcástico donde la invocación de las potestades metafísicas y de las jerarquías políticas no corresponde a noción de orden alguna. La realidad figurada en las obras –siempre caracterizada por la presencia equívoca de Pinocchio- es un paraje habitado por un niño-explorador (¿la conciencia?) que es testigo del detritus donde yacen los restos de las instituciones y los individuos; testigo trágico de un universo de abandono salvaguardado por el sueño precario de un perro-guardián, que quizá simbolice al acompañante escatológico que lleva hacia la región de la entropía a cualquier posibilidad de diálogo en el presente.

 

 

Ligas

www.colectivodurango.com
www.ramirezjoseluis.blogspot.com
www.casahidalgotallergaleria.blogspot.com
www.sat/pagoenespecie.gob.mx

 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster

4 comentarios en “José Luis Ramírez (Durango, México, 1981)”

Los comentarios están cerrados.