La Otra 10

Revista La Otra No. 10Ya está a la venta el número 10 de la revista La Otra. Cómprala y… sobre todo, leela. Suscríbete o adquiere La Otra impresa. Conoce sus contenidos. No te quedes con las ganas, espabílate, donde quiera que vivas, allí la tendrás. Mira de lo que te pierdes.

 

Revista La Otra No. 10

PRESENTACIÓN

La Otra llega a su número 10 con salud renovada, siempre abierta para recibir a los poetas de México y del Continente. Por cierto, el ímpetu no le viene sólo del número redondo y mágico de la decena –y la certeza del millar. Viene también de una apuesta al Continente cuando se cumplen los 200 años de sus guerras de independencia (básicamente, desde 1810-1812).

Los romanos designaban al soldado con la palabra “miles”, cuyo genitivo es “militis”. De hecho, el “miles, militis” constituye el núcleo de una familia vasta de palabras latinas (militaris, militia, militare) que, con pequeñas modificaciones, existen hasta hoy en nuestras lenguas modernas. El único relato etimológico conocido de “miles” –en De lingua latina de Varrón (116-27 AC)– hace provenir esta palabra de “mile”, es decir, el puro y simple numeral que hoy llamamos “mil”.

Íntima y pública, nacida en soledad o hecha “por todos”, como pedía el conde de Lautréamont, la poesía también es mil. Un solo guerrero no existe. Existen tropas. Un militar es militar en colectivo. Un poeta aislado tampoco existe. Y por eso existen medios como La Otra, para recordar que todo acto poético es revolucionario, involucra a otros poetas y a ese poeta en negativo que se llama lector, tan importante como el llamado creador. La “raza de los petas” (“genus vatum”) podrá ser “irritabile”, es siempre guerrera.
Como La Otra.

No, los poetas no necesitan uniforme. Este se destina a desleír lo individual, el uno, para que el mil, el millar se imponga por su fuerza. Y el mil se impone hasta en el amor: amar a un hombre uniformado es amar a un millar de hombres (es decir, no amar a ninguno, obedecer tal vez a un fetiche). La individualidad completa ha de volver con la desnudez. Y entonces surge el verdadero, el transparente poder de la poesía.

La Otra festeja su decena redonda pensando en el Continente y su historia. Lee a Varrón en este enero de 2011 y se acuerda de los campesinos, los indios, los negros que formaron los ejércitos de nuestras revoluciones. Eran millares. La cólera también es mil, la indignación, la rebeldía, la desobediencia son millares.
Como la palabra de los poetas. Y no, no necesitan uniformes.

Alfredo Fressia

 

Revista La Otra No. 10

 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster