Vaso Roto, nueva editorial de poesía

Lino Veiguela nos habla de esta editorial mexicano-española y de sus propósitos y circunstancias. Su fundadora, Jeannette Clarion, aporta un breve comentario. Un poema de la libanesa Joumana Jadad, de su libro de próxima presentación en México.

 

 

 

 

Vaso Roto ediciones nace en 2004 con la publicación de Los Salmos de William S. Merwin. “Me encontraba trabajando en una antología de poesía norteamericana contemporánea — dice Jeannette L. Clariond, directora de Vaso Roto, cuando me di cuenta que había una serie de autores que necesitaban ser publicados en castellano. Comprendí que una editorial es un canon, es la conformación y consecución de una idea sobre lo que para uno es la literatura”. Bajo esta mirada, Vaso Roto Ediciones ha publicado autores como Elizabeth Bishop, Alda Merini, Carmen L. Oliveira, Lêdo Ivo, Clara Janés y Tzvetan Todorov, todos estos, en una suerte de familiaridad en la que los miembros de la familia tienen una buena relación, han vivido juntos por largo tiempo, se llevan bien, y dialogan entre ellos con natural armonía.
Jeannette L. Clariond

 

 

VASO ROTO
Lino Veiguela

 

Cada día se editan más libros. Pero el lector que recorra hoy los anaqueles de muchas de las librerías en México encontrará, sobre todo, las novelas más vendidas y los libros de autoayuda recomendados por las secciones de psicología de alguna revista de moda. Ha aumentado la oferta editorial en los últimos cinco años, pero no siempre así la calidad de los títulos ofrecidos en las librerías. Y aunque la poesía se ha beneficiado de este aumento en la oferta de propuestas –nunca como ahora, si los busca en unas pocas librerías escogidas, el lector ha podido  encontrar tantos fondos de calidad, con  poetas tan diversos en cuanto a tono, nacionalidad y estética–, algo que no ha asegurado el aumento de la oferta editorial es el aumento en la calidad de los libros de poesía editados, sobre todo cuando se trata de traducciones.

 

Vaso Roto Ediciones nace con el propósito de acercar al lector títulos esenciales que eran necesarios en lengua castellana poniendo énfasis en ofrecer traducciones de calidad; en un inicio, el catálogo estará (y de hecho ya está) conformado por autores  como Charles Wright, Alda Merini, Osip Mandelstam o Charles Simic entre otros, y se dará igualmente un espacio a autores en nuestra lengua como el argentino Hugo Mújica, publicado por vez primera vez en México, y la española Clara Janés. Otro aspecto a considerar dentro del catálogo de Vaso Roto es el cuidado de la edición. Hemos hecho de los libros objetos estéticos: ponemos gran cuidado en el diseño, las guardas y el papel, para que el lector pueda tener en sus  manos un acercamiento genuino con esta otra forma del arte. No hemos pensado aún, no al menos en ciertas líneas del fondo como poesía y arte, el llevarlos al formato digital,  convencidos de que el formato papel, en este sentido, es el único que asegura la calidad, para nosotros sinónimo de supervivencia.

 

Vaso Roto nace en 2004 con Cuatro Salmos de William Merwin. Un año más tarde, aparece Cuerpo de Amor, de Alda Merini, ambos traducidos por Jeannette L. Clariond, su fundadora quien dice haberlo hecho desde un acto de soledad. Ambos editados con el apoyo de Víctor Ramírez, artista de Chile con quien logró realizar dos bellas ediciones que circularon lentas pero seguras.
Jeannette decide sacar adelante un tercer libro, La Casa de Hugo Mujica, en el 2006. Una serie de ensayos del autor, publicados, igualmente, por vez primera en México. Con José María Espinasa, publican en coedición El Canto del mundo de Bartra en dos tomos, y Novela de Seferis, con traducción de Selma Ancira. En el 2009, Vaso Roto inicia la edición de libros con una continuidad capaz de ofrecer dos títulos por mes, con el fin de construir un catálogo más sólido. Aparecen autores como Lêdo Ivo, Antología de poetas brasileños de Elizabeth Bishop,  tres títulos de Alda Merini, Más hondo de Mujica, El arte o la vida, El caso Rembrandt de Tzvetan Todorov. Se busca hacer que los poetas publicados entablen un diálogo. Si con toda lectura se entabla un diálogo -del lector con el autor, del lector consigo mismo y con su entorno-, Vaso Roto quiere convertirse en un foro en el que las obras publicadas amplíen las posibilidades de este diálogo: el lector que ya ha leído con placer un libro de Vaso Roto, y que vea que otro libro de la editorial, sabrá siempre que en este resonará algún eco del anterior. Esa es al menos la visión. Más que ambiciosa, sólida, capaz de entregar las voces que conforme un canon: William Merwin, Osip Mandelstam, Elizabeth Bishop, Robert Lowell, Levertov, Seamus Heaney, Anne Carson… son algunas voces que saldrán en este año. 

 

Además de Poesía, ha salido ya en la serie “Fisuras”, de ensayo, La ciudad consciente de Jordi Doce, un estudio de Auden y Eliot. En la colección Umbrales, se publicará narrativa, como la ya mencionada obra de Carmen L. Oliveira, Flores raras y banalísimas, dedicada a estudiar la relación entre Elizabeth Bishop y Lota de Macedo Soares. Pronto saldrá a la luz las  memorias de Charles Simic, Una mosca en la sopa y la biografía de Jean Voilier, última amante de Valery. ¡El arte o la vida! El caso Rembrandt, de Tzvetan Todorov, ya está en librerías, como primer título de la sección dedicada al arte, y muy pronto el monumental, en muchos aspectos, Laocoonte de Salvatore Setis;  por último, tenemos la serie Correspondencias, cuya primera entrega será el imprescindible Palabras en el aire. Correspondencia entre Elizabeth Bishop y Robert Lowell. 
A la crisis económica hemos de sumar la crisis existencial, la crisis humana por la que atraviesa no sólo México, sino el mundo entero. Allí la apuesta, allí las ganas de seguir brindando al buen lector lo que espera encontrar en los estantes a pesar de estas crisis. Por suerte, para sobrellevar las diversas crisis a las que cualquier persona ha de enfrentarse -la social, la económica, la personal- el libro no es remedio a un mal, sino alivio a su ser más necesitado de escucha, de habla, de ser construido por y para la Palabra. Nuestro trabajo es ofrecerles propuestas que les ayuden a decidir que Vaso Roto bien merece la pena. Para terminar esta presentación, ofrecemos tres fragmentos de Espejos de las fugaces de la poeta libanesa Joumana Haddad, de inminente aparición en Vaso Roto:

 

 

Vaso Roto Poesía

 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster

Un comentario en “Vaso Roto, nueva editorial de poesía”

  1. Espejos de las fugaces de Joumana Haddad

    Traducción del francés de Héctor Fernando Vizcarra
    Vaso Roto, México-Barcelona, 2010

    Tres imágenes se presentan a quien pretende internarse en Espejos de las fugaces: de Charles Baudelaire, la de una belleza que arroba a su paso; los espejos como umbrales de la muerte según Jean Cocteau y, la del cazador de la muerte de René Char. En el umbral, una advertencia: este es un libro que como a la muerte, sólo se puede huir de él o domarlo. La poeta nos propone sumergirnos al inframundo para recorrer estancias poéticas más que círculos del infierno, más tormentos íntimos que castigos divinos. Con la voz lírica, nuestra Beatriz que recorre como Perséfone en un mismo viaje verano e invierno, visitamos y oímos el canto de unas sirenas varadas en su duelo; pero no tapes tus oídos, visitante, si has desafiado toda advertencia oye esta pléyade del suicidio, escucha a Alfonsina y a Ana Cristina, a Karin y a Marina, a Tove y a Florbella, a Sylvia y a Amelia, a Ingeborg y a Reetika, a Danielle y Nilgun. La muerte para ellas fue un sueño, una cura, un canto, una entrega, literatura, el encuentro con un amante, un hallazgo, una llama, la salvación, catarsis. En un réquiem más que una elegía, la voz lírica y lúdica presencia su propio nacimiento de la fuerza y la ironía de cada una de esas muertes, encuentra su savia de ese árbol genealógico, somete a su propia muerte: despierta.

    La poeta celebra el acontecimiento de la muerte como un acto de fe, de ciencia y de belleza. Espejos de las fugaces es un canto vivo que nos dice que un suicidio no es una última palabra, que no es siquiera la muerte sino una voluntad del silencio, un juego de espejos. Joumana Haddad se asoma al pozo para encontrar su voz y su imagen. Cae, sí: despierta. Sólo la imaginación de esta poeta sigue la efímera belleza de una paseante hasta la eternidad a través del espejo, incluso si es preciso para ello cazar a la muerte.

    La presentación de este poemario publicado por la novel editorial hispanomexicana, Vaso Roto, en una edición de sencilla y elegante belleza, será el próximo martes 20 de julio as las 8:30 pm en la galería “Alfredo Atala Boulos” del centro libanés de la ciudad de México (Hermes 67, Col. Florida). La traducción de Héctor F. Vizcarra, que ya había traducido anteriormente de Haddad El retorno de Lilith (publicado en México por Praxis y en España por MaRemoto), logra captar la sagaz y lúdica voz de la poeta libanesa en este homenaje a la belleza y la tragedia de esas fugaces creadoras suicidas.

    Ivonne Sánchez B.

    JOUMANA HADDAD, trabajdora de la palabra (poeta, periodista y traductora) libanesa.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Joumana_Haddad

Los comentarios están cerrados.