Lucía Estrada (1980)

lucia-estradaPremio Ciudad de Bogotá 2009. Con el libro La Noche en el Espejo, esta joven poeta de Medellín recibe el premio de poesía Ciudad de Bogotá 2009.

 

 

 

Poemas de La Noche en el Espejo, libro ganador del premio de poesía Ciudad de Bogotá 2009.

 

 

LUCÍA ESTRADA

 

 

***

 

Será nuestra la vida en el temblor de una palabra,
la que se aferró a la piedra como si se tratara de un cuerpo infinito,
la que avanzó en su noche contra todos los pronósticos sin volver la mirada,
sin sentir compasión por lo que dejaba atrás. Ella,
la que arrojó el corazón a una jauría de perros hambrientos,
la que cruzó el cerco de sus propios límites con la cabeza en alto,
la que ahora espera –sin tiempo-  a que alguien diga su nombre
cuando todas las bocas han sido sepultadas.

 

 

 

 

 

 

***

 

Todas las voces están huérfanas de sí,
y en esa orfandad se asisten, se acompañan.

Ahí está el misterio. El que no podemos tocar,
para el que no existen las manos.
Las manos.
esa región desconocida que nos acerca y nos aleja al mismo tiempo.

Me pierdo en la penumbra de lo que quisiera gritar y no puede.

El deseo es lo que nos rescata del abismo,
pero también se yergue lo que no admite consuelo.

Palabras como pájaros en la soledad del aire.

 

 

 

 

 

 

***

 

Tanto caminar en el mismo laberinto

y todavía no se reconoce la piedra
en la que tropezamos una y otra vez.

El olvido llueve sobre los ojos,
y es aquí cuando simulamos dar un paso adelante.

Alguien sostiene con su sombra
el peso de lo que un día, una noche, volverá a repetirse.
No hay una máscara para el miedo,
tampoco para la muerte.
Todos los muros que nos rodean
están siendo escritos por el paso de las horas,
por nuestras largas vigilias, por el secreto deseo de la sangre,
por la insistencia del amor y el fracaso,
por la oscura ceniza que una vez fue nuestra casa
y que nos obliga a permanecer.

Pregunto entonces con la boca de los muertos:
¿qué de ti quedó entre las rosas?

 

 

 

 

 

 

lucia-estrada

Lucía Estrada (Medellín,  Colombia, 1980)

Ha publicado los libros de poesía Fuegos Nocturnos (Medellín, 1997); Noche Líquida  (Colección del Ministerio de Cultura, San José de Costa Rica, 2000),  Maiastra (Ed. El Tambor Arlequín. Medellín, 2004), Las Hijas del Espino (Cobalto Ediciones. Medellín, 2006 // Hombre Nuevo Editores, 2008),  El Ojo de Circe –Antología- (Universidad Externado de Colombia, 2006) y El Círculo de la Memoria (Selección de poemas –Lustra Editores, Lima, 2008; Editorial Universidad de Costa Rica, 2009). Sus textos han aparecido en varias antologías y publicaciones del país y del exterior. Con Las Hijas del Espino obtuvo el Premio de Poesía Ciudad de Medellín en 2005, y en 2008 la Beca de Creación otorgada por el Municipio de Medellín con su libro Cuaderno del Ángel. En 2009 fue nominada por la UNESCO al Premio Internacional de Poesía “Ponts de Strugas” de Macedonia y mereció el Premio Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá con su libro La Noche en el Espejo.

 

 

Actualmente hace parte del comité editorial de la revista literaria Alhucema, en Granada-España.

 

 

Publicado por

Mexking

Freelance webdesigner-webmaster

4 comentarios sobre “Lucía Estrada (1980)”

  1. Sinceramente es la primera vez que leo algo de tu poesía, y la primera impresión fue avasalladora, dejame dercirte que me quedé anodado el día de ayer, aquí en la feria del libro de Trujillo, la tuya es una poesía que combina la sutilidad y la profundidad, en verdad llamó poderosamente mi atención. Así que, de ahora en adelante a leer más de ti. Exitos, y espero vuelvas a Perú, y mejor aún si es a Trujillo.
    Miguel Zavala

  2. Hola Lucía:
    Te felicito de nuevo por tu Premio. Leo los poemas y hallo sólo talento y deseos de hacer bien las cosas. Desde un balcón de Buenos Aires, mis diez brazos.

  3. Hola Lucia

    Tu poesia rebosante ha despertado no se que en mi interior,estas llamada a ser jardin en la hora precisa
    en que llega el invierno.
    Te invito a que aceptes mi sed en el camino de la versificacion.

    Jose Ropero

    1. Gracias por tu generoso comentario, José. Este es un largo camino que apenas comienza y en el que espero permanecer siempre vigilante…

Los comentarios están cerrados.